Acusan al jefe de la Policía de Hialeah de imponer cuota de multas


Abel Fernández

La Orden Fraternal de la Policía (FOP por sus siglas en inglés) denunció el lunes que los oficiales de policía de Hialeah están en un dilema: poner un mínimo de tres multas diarias a los conductores que transiten por esa ciudad, o enfrentar reprimendas.

La política de imponer cuota de multas es ilegal, de acuerdo con las leyes de la Florida.

La FOP emitió un comunicado con la denuncia que incluye varios correos electrónicos del 2007 entre un sargento y el jefe de la policía en los que este último explicaba que los oficiales que pusieran una o dos multas al día, o ninguna, debían explicar en un memo a sus superiores las razones de su “pobre desempeño”, el cual calificaba de “inaceptable”.

“Estoy viendo este patrón emergiendo de los nuevos oficiales, el cual es totalmente inaceptable”, dice la copia del correo electrónico proporcionado por la FOP.

El jefe de la Policía de Hialeah desmintió el memo, al que calificó en un comunicado como “falso y engañoso, ya que no tenemos una cuota de multas”.

“En cuanto al correo electrónico del 2007 incluido en la parte inferior de la nota, este revela al entonces el teniente Velázquez amonestando a sus Sargentos por la ‘pobre actividad’ de los oficiales y exigiendo una explicación de cómo pueden trabajar su turno y ‘no ver una violación de tráfico’”, dice el comunicado.

La denuncia de la FOP dice que los oficiales de policía de Hialeah “ya no pueden responder a llamadas de emergencia porque el jefe Sergio Velázquez prefiere tenerlos escribiendo multas”.

El comunicado del Jefe de la Policía dice que “la póliza del Departamento es bastante clara. Los agentes de policía deben utilizar todo su tiempo en la calle para responder a emergencias, responder a llamadas, patrullar las calles y hacer cumplir la ley para garantizar la seguridad del público”.

“Parte de esta obligación incluye hacer cumplir las leyes de tránsito. No hay duda de que la aplicación de las leyes de tránsito mediante la realización de paradas de tráfico y el ejercicio de una discreción sana al emitir multas reduce los accidentes de tráfico y mantiene nuestras calles seguras”, se agrega.

Una carta de la Orden Fraternal de la Policía a Velázquez el 3 de abril dice que “varios oficiales de policía han sufrido reprimendas por supuestamente no cumplir los requerimientos de su Departamento de emitir un cierto número de multas de tráfico en un determinado período de tiempo”.

La carta también dice que no existe una política en la Ciudad de Hialeah sobre cuántas multas debe emitir un oficial de policía, y le recuerda el estatuto del Estado de la Florida que dicta que ninguna agencia reguladora del tránsito puede establecer una cuota de multas.

La carta fue dirigida con copia al alcalde de la ciudad, Carlos Hernández. El portavoz del alcalde dijo que este no estaba disponible para comentar y sugirió remitir las preguntas a la policía.

El comunicado del jefe de la policía dice además que “el Jefe Velázquez no oculta el hecho de que sigue exigiendo la aplicación enérgica de las leyes del tránsito e infractores en nuestra Ciudad. La seguridad pública es la principal responsabilidad y deber de cualquier departamento de policía y no se puede negar que las mayores amenazas a la seguridad pública son los malos conductores. Los accidentes de tráfico representan el mayor número de muertes y lesiones graves en la gran mayoría de comunidades, y la nuestra no es una excepción”.

Deja tu comentario