Adolescente de Hialeah ayuda a salvarle la vida a un policía de Miami-Dade


Kyra Gurney

La estudiante de último año de secundaria Thalia Rodríguez iba conduciendo por la Interestatal 75 el sábado por la mañana en camino a una jornada de trabajar como observadora en una estación de bomberos de Hialeah cuando vio a un hombre sangrando a la orilla de la carretera, junto a una motocicleta chocada.

Rodríguez, de 17 años, estudiante de la secundaria Westland Hialeah Senior High detuvo su auto y saltó del mismo. Mientras corría hacia el hombre, el entrenamiento de respuesta a emergencia de Rodríguez de sus clases de ciencias de salud de su secundaria salió todo a la superficie.

“Yo supe que no podía dejar que me dominara el pánico”, dijo. “En ese momento se trataba sólo de él, salvarlo a él, darle tiempo. Todo lo demás en una situación así se nubla excepto aquello en lo que te enfocas”.

Rodríguez tomó el pulso al hombre y se fijó en su respiración. Pudo ver que estaba sangrando profusamente, que había perdido su pierna izquierda y que su pierna derecha estaba casi completamente separada. Rodríguez trató de hablar con el hombre, pero él no pudo contestarle. Durante los primeros diez minutos, el hombre se limitó a mirar a su alrededor, con los ojos muy abiertos.

Otra conductora, quien resultó ser una enfermera, se detuvo para ayudar. Fue ahí que Rodríguez tomó una decisión instantánea y difícil a la que luego se atribuyó que salvó la vida del hombre: ella decidió aplicarle un torniquete. Rodríguez pidió ayuda a la enfermera, y esta trajo un cinturón de su auto. Entonces Rodríguez y la enfermera pusieron el torniquete en la pierna del hombre para detener la hemorragia.

“A partir de ahí, lo único que podíamos hacer fue esperar a que llegaran allí los servicios médicos”, dijo Rodríguez.

Lo que Rodríguez no sabía en ese momento era que el hombre cuya vida ella estaba salvando era un oficial de la policía de Miami-Dade fuera de servicio llamado Ricky Carter. No fue hasta más tarde, cuando los bomberos llegaron a la escena y Carter fue llevado en helicóptero al Centro Ryder de Trauma del Jackson Memorial Hospital, que Rodríguez se enteró de que el hombre era un agente veterano de policía con 21 años de servicio.

Los bomberos del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Hialeah quedaron tan impresionados por la presencia de ánimo y agilidad mental de Rodríguez y su destreza de primeros auxilios que contactaron a su maestro de respuesta de emergencias en Westland Hialeah, el teniente retirado del Departamento de Bomberos de la Ciudad de Hialeah Luis Espinosa. Rodríguez está matriculada en el programa magneto de ciencias de la salud de su escuela, y es además cadete de bomberos de la Ciudad de Hialeah.

“Es muy difícil tener 17 años y confortar a un hombre hecho y derecho en un momento como ese”, dijo Espinosa. “Me impresionó mucho su destreza en los primeros auxilios, claro, pero me impresionó todavía más su gracia bajo presión”. Espinosa dijo que aplicar un torniquete es una decisión difícil porque puede hacer que el paciente pierda el miembro.

Pero en este caso, dijo, Rodríguez tomó la decisión correcta. “Honestamente, en un caso como este el cirujano cardíaco mejor entrenado en su campo hubiera hecho exactamente lo mismo”, dijo. “Ellos tenían que parar la hemorragia, no había otra cosa que hacer, la pierna era cosa perdida probablemente de todos modos, de modo que fue una decisión excelente en un momento excelente”.

Deja tu comentario