Del lenguaje


Por: FERNANDO CARR PARÚAS

Dice el Diccionario de términos de escritura dudosa, que a la ‘preparación farmacéutica hecha a partir de aceites y bálsamos, que se aplica exteriormente en fricciones’ puede llamársele de cualquiera de estas dos formas: linimento o linimiento. Sin embargo, la primera es la manera que prefiere usar la Academia y la más empleada en Cuba.

EL verbo reconducir quiere decir ‘prorrogar tácita o expresamente un arrendamiento’ y, hasta la vigésima edición del Diccionario de la Real Academia Española, de 1984, solamente estaba registrado como vocablo de Derecho. Sin embargo, cada vez se hizo mayor el uso de este verbo con otro significado y en la vigésima primera edición del diccionario académico, de 1992, se le agregó esta nueva acepción: ‘Dirigir de nuevo una cosa hacia donde estaba’. Ahora bien, en la vigésima segunda edición, de 200l, fue cambiada la redacción de esta última acepción y se hizo de una forma más explícita: ‘Volver a llevar a una situación normal cualquier cuestión, objeto o proceso’.

En el Diccionario se incluye una voz desconocida para nosotros, y se trata de pyme, la cual es el acrónimo de pequeña y mediana empresa. Así denominan en España a la ‘empresa mercantil, industrial, etcétera, compuesta por un número reducido de trabajadores y con un moderado volumen de facturación’. Quizás, con la creación en Cuba de las cooperativas de todo tipo, a la larga se emplee aquí.

Deja tu comentario