Dúplex, oralidad y oratoria


Por FERNANDO CARR PARÚAS

La voz adjetiva dúplex tiene varios significados. El primero de ellos es ‘doble’, esto es, ‘que contiene dos veces una cantidad’, y otros más, concernientes a cuestiones de Información.

Sin embargo, dúplex también es sustantivo masculino, que se usa con el significado siguiente: ‘En un edificio de varias plantas, conjunto de dos pisos superpuestos y unidos por una escalera interior, destinada a vivienda independiente’.

Hace muchos años, en un mismo edificio de la habanera calle San Rafael, funcionaban dos cines con un local de recepción general para ellos. Uno era el cine Rex, fundado en l938, donde solamente proyectaban documentales y algún corto para niños, excepto los sábados y domingos, que la programación infantil era más amplia en cartones y comedias. El otro cine, de programación general, era el Duplex (sin acento, pues el nombre estaba en inglés), que fue fundado en 1947, y con este nombre se significaba, conjuntamente, lo que explico antes: Era un cine doble. Desde hace años, ambos cines andan clausurados. Los vecinos dicen que hay pestilencias. Es una pena. Por cierto, antes de que construyeran en ese lugar el cine Rex, ahí estaba el Ten Cent que después pasó a Galiano y San Rafael. Por su parte, el primer edificio –creo no equivocarme– de apartamentos dúplex que existió en La Habana, todavía erguido, aunque ya se ve bien vetusto, está en la calle Marina y tiene por nombre “Dúplex”. Después hubo varios de este tipo en la capital.

Parecidos pero diferentes

El pasado mes de mayo una magnífica comunicadora se equivocó en un programa de televisión muy seguido por los televidentes, pues cuando debió decir oralidad expresó oratoria. Voy a desentrañar el origen de la equivocación. La voz oralidad significa ‘cualidad de oral’ y oral tiene varias acepciones, pero la que nos interesa es la que dice ‘que se manifiesta mediante la palabra hablada’, y el diccionario académico, edición de 2014, trae un ejemplo: “Tradición oral”. A esto mismo ella se refería, a los cuentos y vivencias narradas mediante la palabra hablada. Eso es oralidad.

Oratoria es otra cosa. El adjetivo oratorio, oratoria, significa lo ‘perteneciente o relativo a la oratoria, a la elocuencia, o al orador’. ¿Y por qué en el significado está “colada” la propia palabra oratoria?, pues, porque también oratoria es un sustantivo femenino, o sea, es ‘el arte de hablar con elocuencia’, y además significa el ‘género literario que se concreta de distintas formas, como el discurso, la disertación, la conferencia, el sermón, etcétera’.

Como podemos observar son términos parecidos oralidad y oratoria, pero son muy diferentes.

Deja tu comentario