Empresarios de Hialeah


Waldo Acebo Meireles

Un análisis de  ‘WalletHub’[i] coloca a Hialeah entre las 10 ciudades que brindan mayores facilidades a los empresarios hispanos, lo cual no es de extrañar si consideramos que Hialeah es la ciudad de los EE.UU. con el mayor porcentaje de hispanos en su población, en segundo está Laredo y en el tercer lugar Brownsville, ambas en Texas. La tabla que aparece a continuación fue elaborada a partir de los datos que ofrece el portal señalado.

Es de interés notar que los estados de la Florida y Texas dominan la tabla, en el caso de Texas sus raíces hispanas se remontan al Virreinato de Nueva España y luego como parte de México y en el caso de la Florida por haberse convertido en un magneto no solo de cubanos, cuya presencia en Tampa comienza en el siglo XIX, sino también de hispanos del resto de América.

Con relación a Hialeah la presencia hispana posiblemente cubana ya que de los 29 hispanos a finales de los años 20’ doce de ellos eran tabaqueros, la mayor parte ‘chinchaleros’ como se les llamaba en Cuba a los torcedores de tabaco independientes. Es decir que la presencia empresarial hispana, probablemente cubana, tiene casi un siglo en Hialeah.

El auge empresarial en Hialeah, no solo hispano, se incrementó con las medidas, que atrajeron pequeñas industrias, que tomó el alcalde Henry Milander, que ocupó la alcaldía por 28 años entre 1947 y 1975. Él mantuvo excelente relaciones con los emprendedores cubanos de aquella época lo cual quedó reflejado en la entrevista que le hiciese Raúl Martínez (que después fue alcalde de Hialeah entre 1981-1991 y 1993-2001), en esa entrevista realizada en 1969 y publicada en el número bautismal del primer periódico hispano ‘El Sol de Hialeah’ que dirigió Martínez, Milander señaló: “La población hispana ha sido factor de éxito en esta ciudad”.

Los años 80’ con la explosión demográfica provocada por la llegada de los cubanos de la estampida migratoria del Mariel encontró apoyo y sustento en este desarrollo de diferentes empresas en manos hispanas. Por aquellos años el lema de Hialeah como ciudad que progresa era sustituido popularmente por aquello de: ‘Hialeah, agua, fango y factorías’.

El auge empresarial hispano recibió un fuerte golpe en cuanto a las factorías textiles por la competencia en los años 90’ de República Dominicana y posteriormente China. Sin embargo en esos años en la abarrotada y tormentosa calle 49, en el centro económico y casi geográfico de Hialeah, existían una decena de bancos, actualmente esa cifra se ha duplicado, y como sabemos los bancos van a donde esté el dinero; el desarrollo empresarial antes fundamentalmente ubicado al este y sur ahora ha pasado al noroeste de la ciudad con un sostenido desarrollo que se está ampliando al territorio anexado en el 2005.

Las areas originales de desarrollo empresarial en verde, las actuales en amarillo.

Sin embargo un factor limita el desarrollo y es el bajo poder adquisitivo que coloca a Hialeah en el 117 lugar de las 182 ciudades consideradas en la investigación señalada y en el peor de la Florida. Sus causas son dos básicamente: el envejecimiento de la población y la continua llegada de inmigrantes que comienzan su afincamiento ocupando los puestos de trabajo peor pagados en el mercado laboral. De alguna forma esas variables pueden estar también afectando a Miami y Tampa, lo cual no ocurre en el caso de Pembroke Pines que ocupa uno de los primeros lugares en cuanto a ese indicador.

Con independencia de los criterios anti-inmigrantes y anti-hispanos en particular de la actual administración de los EE.UU. ellos desempeñan un efectivo y destacado rol en el desarrollo del país.

[i] https://wallethub.com/edu/best-and-worst-cities-for-hispanic-entrepreneurs/6491/

Deja tu comentario