‘Hialeah Social Trap’, una historia con la Ciudad que Progresa como telón de fondo


 

POR ARTURO ARIAS-POLO

Con la Ciudad que Progresa como telón de fondo, el musical Hialeah Social Trap llega hasta el escenario del Teatro Trail de la mano de Yoshvani Medina, su autor, director y coprotagonista, para presentarse el viernes 12 y el sábado 13 de abril.

La obra narra la historia de dos cantantes cubanas que arriban a Miami en distintas épocas con el propósito de abrirse paso en el negocio de la música. Pese a su disposición de trabajar duro y honradamente, no todos los que las rodean piensan así. El encuentro con un turbio empresario del patio que les propone ayudarlas las enfrentará a una realidad desconocida para ambas.

El elenco está integrado por los cantantes Rebeca Rosabal, Rigo Palma, Letty Carmona y Massiel Rodríguez, quien junto con el director compuso los 25 temas que se escucharán a lo largo de la función.

La lista se completa con el cuerpo de baile de la compañía Moulin Blue y el respaldo musical de la banda de Lázaro Rosabal, fundador de la famosa orquesta cubana Son 14. Ubaldo Medina estuvo a cargo de las multimedia.

“Hialeah es la ciudad adonde llegamos una gran mayoría de cubanos desde la década de 1960. Y aunque después muchos de ellos se hayan movido hacia otras partes, siempre quedará como punto de referencia”, expresó el director, quien rinde tributo a la ciudad donde reside desde que salió de la isla en el 2006.

Sobre los pormenores del argumento, dijo que aprovechó para describir el comportamiento del artista cubano según la época de su ingreso a Miami.

“Tina está aquí desde hace 10 años y Lola acaba de llegar. Y aunque ambas poseen idéntica formación, la primera gana en experiencia porque ya conoce las leyes que rigen el mundo del entretenimiento de este país, donde lo que no funciona a nivel comercial está condenado al fracaso. En el caso de la amiga, aún suspira por hacer proyectos puramente artísticos, sin imaginarse que aquí el mercado es el que manda y que en muchas ocasiones el talento poco tiene que ver para salir adelante”, dijo Medina, cuya trayectoria incluye Matemática del deseo, La tectónica de los sentimientos y Probation, entre más de 120 producciones.

Sobre su incursión en el musical Yoshvani aseveró que es el género ideal para contar historias tanto cómicas como trágicas. Y aunque parece muy fácil a la vista está lleno trampas.

Yoshvani Medina escribe, dirige y coprotagoniza ‘Hialeah Social Trap’. / Harry Castiblanco CORTESÍA

“A veces nos enamoramos de un tema e insistimos en colarlo en la trama solo porque suena bonito; sin tener en cuenta que para que no resulte tedioso y se quede en la memoria del espectador tiene que aportar algo”, enfatizó.

Antes de sumergirse en su nuevo proyecto el artista dirigió varios musicales en Microteatro Miami.

“Mi amigos no entendían por qué estaba obsesionado con el género, pero yo les explicaba que para acometer una producción en grande primero debía dominar sus leyes con obras muy cortas”, dijo Medina, tras recordar que en el 2018 su obra Huelga de sexo recibió el premio HOLA (Hispanic Organization of Latin Actors) al mejor musical tras presentarse en OFF-Broadway.

“¿Qué cómo calificaría Hialeah Social Trap? Yo diría que es una ‘ópera salsa’ que mezcla el chachachá, la timba, el guaguancó y el reggaetón. Pero por encima de cualquier etiqueta lo más importante es que cuenta una historia real sobre personajes que luchan por alcanzar sus sueños en una ciudad que, por mucho que apriete, nunca ahoga”.

 

 

 

Deja tu comentario