Alcalde de Hialeah pagará multa con monedas

Enrique Flor

El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, dijo el miércoles que cumplirá con pagar una multa de $4,000 impuesta por la Comisión de Etica de Miami Dade por mentir en los negocios que sostuvo con el joyero Luis Felipe Pérez.

Pero enfatizó que pagará la multa como lo intentó hacer desde un principio: con monedas de uno y cinco centavos.

“Se decidió que iban a aceptar el dinero, $4,000 en kilos [centavos]”, dijo sonriente Hernández a el Nuevo Herald en su despacho municipal. “No hay secretos que lo hice como una protesta contra esa organización burocrática”.

Hernández recalcó que el pago lo realizará la próxima semana, pero precisó que el acuerdo judicial pactado el 6 de abril le permite dejar el cúmulo de monedas en la sede de la Secretaría Municipal de Miami-Dade, la cual a su vez transferirá el pago a la Comisión de Ética.

Carlos Hernández dijo que pagará multa de $4,000 en monedas de uno y cinco centavos

Director ejecutivo de Comisión de Etica enfatizó que multa fue impuesta por mentir a la comunidad

Entrega del dinero se realizará la próxima semana ante la Secretaría Municipal de Miami-Dade

El alcalde agregó que las monedas serán previamente empaquetadas en una sede bancaria para hacerlas llegar de una manera más apropiada y ya no en los 28 cubos plásticos enviados en noviembre, sino de una manera más apropiada por respeto al secretario condal Hurvey Rubin.

Por su parte, el director de la Comisión de Ética, Joe Centorino, calificó de desafortunadas las declaraciones de Hernández las cuales enfatizó no hacen más que avergonzar a los residentes de Hialeah.

“El alcalde [Hernández] ha sido encontrado responsable de violaciones éticas por mentir, por lo que fue multado”, dijo Centorino. “Nosotros rechazamos el método de pago como un insulto […] y llegamos a un acuerdo con su abogado par que pague el monto total de la multa”.

Hernández aseguró que lo que más le ha enfadado a la Comisión de Ética es haber “sacado a la luz” el despilfarro que significa asignar fondos públicos a una organización burocrática.

“Los $2 millones anuales de presupuestos de esa burocracia sería mejor que se los dieran a la unidad anticorrupción del FBI”, dijo Hernández. “Ese grupo sí ha enseñado eficiencia al investigar los casos de Sweetwater y Opa-locka. Ahora me imagino que Centorino y su gente continuará con su cacería de brujas para tratar de desquitarse”.

En julio pasado la Comisión declaró a Hernández culpable de haber mentido a la comunidad — en español y en inglés — sobre el cobro de intereses de usura en un préstamo de $180,000 a Pérez. La entidad impuso al alcalde una multa de $3,000 más $1,000 por costos de investigación.

Pérez estafó por unos $40 millones a varias personas, entre ellos a figuras políticas de Hialeah como el alcalde Hernández, en un fraude piramidal donde los inversionistas, según las autoridades, recibían intereses de usura del 36 por ciento anual. El caso estalló en el 2010.

En aquel entonces, durante su campaña a la alcaldía, Hernández aseguró ante los medios que solo recibió pagos del capital entregado a Pérez. Pero el año pasado, cuando declaró como testigo de la fiscalía federal en un caso contra su predecesor en el cargo —Julio Robaina— Hernández dijo que recibió más de $100,000 en intereses de sus préstamos a Pérez, contradiciendo sus propias declaraciones durante una conferencia de prensa del 2010.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *