Arrestan a dueño de restaurante de Hialeah por soborno a comisionado


Enrique Flor

El dueño de un restaurante de Hialeah fue arrestado tras ofrecer un soborno a un comisionado de Miami Dade, del cual buscaba su mediación para obtener un permiso para realizar un evento especial hasta altas horas de la madrugada, informaron el miércoles las autoridades.

Eleazar Gadea, de 47 años y dueño de Rancho Okeechobee, fue capturado y acusado de un cargo de soborno al dejar en marzo un sobre con $700 dirigido al comisionado condal José “Pepe” Díaz, para lograr una autorización que le permitiera organizar en el restaurante una fiesta hasta las 4 a.m.

“Nadie debe creer que nuestro gobierno puede ser comprado y vendido”, dijo la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle. “El intento de corromper a nuestros funcionarios para evadir las leyes es siempre malo para un negocio y peor para nuestra comunidad. Nadie, en cumplimiento de la ley, puede tolerar esto nunca”.

Gadea, quien trabajó como inspector de construcción para las ciudades de Miami y Sunny Isles Beach, había acudido a principios de marzo a la oficina de Díaz para quejarse de que un inspector conda le estaba tratando de cerrarle su negocio localizado en el 17015 W. Okeechobee Rd., de acuerdo con la Fiscalía.

Un par de días después, Gadea regresó a la oficina de Díaz y, según la Fiscalía, le dejó el sobre con el dinero en efectivo y una nota que decía: “Estimado Sr. Pepe Díaz: Yo solo quiero decir muchas gracias por su tiempo, ayuda y apoyo y comprenda señor que usted tiene un amigo en Rancho Okeechobee”.

El comisionado fue informado sobre el hecho por personal de su oficina, a quienes les indicó llamar a la policía.

Poco después, la policía condal inició una investigación y un agente encubierto de la Unidad de Corrupción, quien se hizo pasar como empleado del despacho del comisionado Díaz, estableció contacto con Gadea. Durante el encuentro Gadea dijo que quería ayuda para mantener su restaurante abierto hasta las 4 a.m. para una fiesta de vacaciones de primavera, además de poder vender licor, de acuerdo con la acusación. ‘

La fiscalía también indicó que Gadea ofreció un sobre con $2,000 en efectivo para la campaña del comisionado Díaz, e incluso preguntó si podía contratar a los agentes de policía para trabajar como seguridad para el evento. Gadea también le expresó al agente encubierto su deseo de que el “problemático inspector del condado” fuera removido de su área y enviado a otra zona, de acuerdo con las autoridades.

Al ser confrontado por la policía, Gadea admitió su responsabilidad en el caso.

 

Deja tu comentario