Batalla política en Hialeah por centro de emergencias del Mount Sinai


ENRIQUE FLOR

Un proyecto para construir un centro de atención de emergencias médicas en Hialeah ha desatado una batalla política que ha llevado a una de las compañías más importantes de salud del país a desplegar una campaña para que el Concejo de esa ciudad lo rechace.

La aprobación para desarrollar el centro de emergencias del Hospital Mount Sinai en el oeste de Hialeah será decidida la noche del próximo martes en una sesión pública que desde ya ha despertado no solo la oposición de Tenet Healthcare, la corporación propietaria de los hospitales Palmetto y Hialeah, sino también las críticas de algunos concejales.

“Es obvio que Mount Sinai quiere integrarse a la comunidad de Hialeah, pero también quiere llevarse los empleos de aquí, los pacientes de aquí”, dijo la concejal Isis García-Martínez a el Nuevo Herald.

“Esto causará un impacto fiscal a los hospitales locales”.

El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, dijo que respetará la decisión que adopte el Concejo, pero en última instancia enfatizó que él tiene la potestad de ratificar o vetar el proyecto.

“Luego de que el Concejo tome su decisión, como administrador de la ciudad y alcalde fuerte, tendré la oportunidad de ver qué es lo mejor para nuestros ciudadanos de Hialeah”, dijo Hernández. “Yo tengo la opción de vetar o no vetar esa decisión del Concejo”.

La vocera de Mount Sinai, Johanna Palmer, dijo en un escueto comunicado que ese grupo cuenta ya con dos instalaciones médicas en Hialeah, la primera de ellas inaugurada en el 2010.

“Esperamos abrir un nuevo departamento de emergencia independiente en Hialeah en el 2018, el cual contará con la tecnología más avanzada para así continuar sirviendo las necesidades médicas de la comunidad”, indicó Palmer.

El abogado Javier Vázquez, quien en representación de Mount Sinai gestiona los permisos municipales ante la Muncipalidad de Hialeah, rehusó efectuar comentarios para este reportaje.

Las gestiones del abogado Vázquez buscan lograr el cambio de zonificación de un terreno multifamiliar R3 a comercial C2. La propiedad está localizada en el 6050 de la calle 20 del oeste, donde actualmente se levanta la iglesia Jesuscristo El Todopoderoso.

Una fuente municipal dijo que Mount Sinai planea comprar el terreno de la iglesia —de más de 130 mil pies cuadrados—, una vez que el Concejo de Hialeah apruebe el cambio de zonificación. Según la Oficina del Tasador de Miami-Dade, el lote está valorado en casi $3 millones.

El proyecto de Mount Sinai apunta a levantar un edificio de tres pisos. La primera planta sería destinada a la atención de urgencias y los otros dos pisos a la habilitación de una veintena de consultorios médicos.

Por su parte, el senador René García, quien preside en Tallahassee el comité de salud, dijo que ante un posible rechazo del Concejo de Hialeah el proceso de desarrollo del proyecto solo se dilatará. García consideró que el caso podrá decidirse en los tribunales a favor de Mount Sinai.

“El Concejo puede rechazar la propuesta, pero Mount Sinai puede ir a la corte”, dijo el senador García. “Y no me cabe duda que ahí el proyecto será aprobado […] estoy convencido de que la competencia eleva la calidad de servicio que ofrecen los hospitales”.

Enfrentamiento declarado

El martes 10 de mayo, el Concejo aplazó la discusión del proyecto de Mount Sinai, ante el pedido del abogado Vázquez.

El presidente del Concejo de Hialeah, Luis González, explicó que Vázquez solicitó el aplazamiento ante la polémica que había despertado el tema. González agregó que a esa sesión municipal acudieron varios empleados del Hospital Palmetto, incluso su presidente ejecutiva Ana Mederos.

La funcionaria no respondió a solicitudes de un reportero de el Nuevo Herald para entrevistarla sobre el tema. Pero en una carta dirigida al personal médico del Hospital Palmetto, Mederos los convoca a que acudan a la sesión pública del martes para expresar ante las autoridades su rechazo al proyecto de Mount Sinai.

“Necesitamos médicos como ustedes para expresar la oposición a esta propuesta y proteger la salud en Hialeah. Vamos a tener una representación fuerte del hospital durante la reunión el martes, y los instamos a unirse a nosotros para alentar al Concejo a votar en contra del cambio de la zonificación que permita esa instalación innecesaria”, dice la misiva.

El 26 de abril, el Concejo de Hialeah aprobó el proyecto en primera lectura y con el voto unánime de sus siete miembros. Sin embargo, la concejal García Martínez explicó que no expresó su oposición en ese momento ya que quería escuchar los argumentos de ambas partes ante la controversia desatada.

Una fuente de el Nuevo Herald indicó que dos ejecutivos de los hospitales Palmetto y Hialeah se reunieron con el alcalde Hernández en su despacho municipal un día antes de la segunda lectura para ratificar el proyecto, pero el debate fue postergado. De acuerdo con la fuente, los ejecutivos le expresaron a Hernández sus preocupaciones por el caso.

Otro paso adoptado por la corporación Tenet, con sede en Dallas, ha sido la contratación de la consultora Sasha Tirador.

“Fui contratada para informarle a la comunidad del impacto que pudiera tener este proyecto en Hialeah”, dijo Tirador, quien actualmente mantiene un distanciamiento de Hernández, a quien condujo a la conquista electoral en Hialeah en el 2011 y su reelección en el 2013.

El sábado, Citizens for Clarity, un comité electoral de Tirador, distribuyó miles de volantes en Hialeah con lemas que alertaban al público de que los pacientes que se atendieran en un centro de emergencias de Mount Sinai en Hialeah serían finalmente trasladados a Miami Beach, donde se encuentra la sede de ese hospital.

“Lo ancho para ellos y lo estrecho para nosotros”, “El Hospital de Mount Sinai – demasiado lejos, demasiado riesgoso”, “Los residentes de Hialeah no están a la venta”, son algunos de los lemas de los volantes distribuidos por Tirador.

Los concejales José Caragol, Lourdes Lozano, Vivian Casals Muñoz, Paul “Pablito” Hernández y Katharine Cue-Fuente no respondieron las llamadas de el Nuevo Herald para comentar sobre el debate que se avecina.

En el caso de Cue-Fuente, quien además es la vicepresidenta del Concejo, ha expresado un conflicto de interés sobre el tema, según documentos públicos. De acuerdo con dos fuentes de Hialeah, la vicepresidenta acaba de ser contratada por la corporación Tenet, por lo que se inhibiría de participar en el debate sobre el futuro del proyecto.

 

Deja tu comentario