Flashazos


El famoso Hialeah Race Track, cariñosamente apodado La Gran Dama, recibió más cobertura de los medios de Miami cuando se abrió en 1925 que cualquier otro evento deportivo en la historia de Miami, y todavía atrae a millones de turistas como uno de los más grandes en el país. Fue visitado por leyendas tales como la familia Kennedy, Harry Truman, J. P. Morgan, y Winston Churchill…y Al Capone

El Hialeah Race Track


Hialeah [se pronuncia como Jayalía] y posee una superficie total de 59.16 km², de la cual 55.55 km² corresponden a tierra firme y (6.09%) 3.6 km² es agua. Esto representa 1.13% de la superficie del Condado de Miami-Dade, del cual forma parte.

Superficie de Hialeah



El sitio Histórico Nacional Triangle Park alberga el Veterans Memorial, el monumento al Holocausto cubano, y el de las prisioneras cubanas, pero durante la época de Navidad, realmente es un lugar de alegría, ya que se llena de las luces y se adornan para esos días de fiesta.

El parque del triángulo


El cuerpo de bomberos de Hialeah es extremadamente bien respetado a nivel nacional, evaluado como ISO Clase 1. En todo el país hay solo unos 25 cuerpos de bomberos con esa evaluación; por lo que son un grupo élite, sirviendo a más de más de 250,000 residentes.

El cuerpo élite de bomberos



edificios-altos-hialeah
Hialeah es la ciudad más poblada de los Estados Unidos que no tiene un rascacielos. Sus edificios más altos tienen solo 13 pisos y se encuentran en el ‘downtown’, son dos edificios cercanos uno al otro, uno entre la 1ra Av. del East y Hialeah Dr. Y el otro entre la 3ra calle y la 1ra Av. del East.

En Hialeah no hay rascacielos


En los años 90 aún existía en Hialeah una librería de ‘viejo’ es decir de libros de segunda mano, usados, su propietario un norteamericano jovial, grueso, de la tercera edad que evidentemente amaba los libros, [no hablaba ni una palabra en español] tenía un local lleno de ellos hasta el techo, era un lugar cavernoso lleno de recovecos donde en estantes rústicos se almacenaban miles de libros más o menos clasificados. Era la única existente en todo el condado y permaneció abierta hasta la muerte de su propietario a finales de los 90, hoy ese lugar [muy modificado] lo ocupa una imprenta, lo cual es una buena descendencia, y estaba en Hialeah Drive entre la Primera y la Segunda Avenida del East.

La librería de ‘viejo’ de Hialeah






Muchos en Hialeah practican la santería, una religión originaria de África Occidental y que se asentó y desarrolló en Cuba, abarca las prácticas de sanación espiritual tradicionales. Hialeah tiene la mayor población de santeros fuera de Cuba, y la religión tiene una historia larga y polémica con el gobierno de la ciudad.

La santería en Hialeah


Sabías que el juego de las estrellas cubanas desde sus inicios tuvo lugar en el Bucky Dent Park de Hialeah‬, pero la capacidad de este parque ya venía quedando chiquita ante el interés del público de Miami y de otras partes de Estados Unidos que ya saben de este evento.

Juego de las estrellas



El actual escudo [seal] de Hialeah está lleno de colorido a diferencia del original; se mantiene la imagen de Jack Tigertail con su brazo derecho extendido pero no respetaron en su ropa los colores originales y tradicionales de los seminolas [rojo, negro, amarillo y blanco] añadieron un par de flamencos y unas hojas de palma o de algo similar...

La evolución del escudo de Hialeah


Si bien es cierto que el cubano Agustín Parlá fue el primero que voló de Cayo Hueso a el Mariel el 19 de mayo de 1913 los primeros vuelos sistemáticos para el envío del correo se inauguraron el 9 de enero de 1929 entre Hialeah y La Habana. En esa época el aeropuerto de Miami se encontraba en Hialeah en la zona hoy comprendida entre la 53 calle y la 65 y bordeando el este de lo que hoy es la 8 Ave. del East.

Los vuelos Hialeah-Habana



En 1924 nació el primer niño en Hialeah, fue una niña a la cual su padre Bob Millard, quien había sido un vendedor estrella de terrenos en el negocio de bienes raíces de Curtiss y Bright y que al momento del nacimiento era el primer jefe de correo del naciente pueblo, le puso como nombre Leah. Hoy el reciente distrito de arte lleva ese nombre quizás sin saberlo sus promotores.

El primer ‘jayalense’ de nacimiento


Es cierto que los primeros residentes de Hialeah tuvieron que sufrir inundaciones por las lluvias que desbordaban los insuficientes canales, la presencia de vez en cuando de un cocodrilo en sus portales y en ocasiones algún jaguar [florida panther] se comía sus incipientes crías de gallinas, pero sin embargo recibían gratuitamente el agua, la recogida de basura y la electricidad. Curtiss y Bright, los fundadores, ofrecían esos beneficios a los que compraban sus lotes de terrenos.

Gratuidades en Hialeah



El Polk’s Hialeah City Directory para 1930 enumera 29 personas viviendo en Hialeah con nombres y apellidos de evidente raigambre hispana, por ejemplo hay 6 Pérez, ¡qué raro! De ellos 17 hombres y, claro, 12 mujeres. De los primeros latinos en Hialeah cuatro trabajaban para la Universal Cigar Co., ubicada en la misma Hialeah, y ochos más aparecen catalogados como “cigar maker”, en buen cubano: torcedores de tabaco chinchaleros.

¿Inicios del boom cubano en Hialeah?


El primer lema de Hialeah que apareció en la propaganda para la venta de parcelas fue: “The Hub Of Dade County”, pero tuvo una corta duración, a continuación se utilizó el siguiente: “The Gate-way to the Everglades”, en los años 30’ el lema pasó a ser: “Pacemaker of the Peninsula”, en realidad no sé qué querían decir con eso; para los 40’ se adoptó el siguiente: “All Ways Lead to Hialeah” y desde los 80’: “City of Progress”.

Los lemas de Hialeah



Hialeah es la primera ciudad de los EE.UU. en cuanto a porcentaje de población de origen cubano, con un 74%, la segunda, lo cual será una sorpresa para muchos es: Westchester con un 72%. Hialeah, ocupaba en el 2000 el cuarto lugar en cuanto a totales de población hispana, con un 90%, el primero lo ocupaba East Los Angeles con un 97%, los otros lugares estaban ocupados por Laredo 94%; y Bronsville 91%, ambos en Texas.

De origen cubano


Glenn H. Curtiss y James H Bright fundaron Miami Spring, Hialeah y Opa-Locka, tenían las personalidades más disímiles que podemos imaginar, el primero pionero de la aviación, deportista, millonario; el segundo un ganadero nada relacionado con los intereses de Curtiss, sin embargo hicieron una amistad y una sociedad que duró hasta la temprana muerte de Curtiss.

Los fundadores



En 1953 fue construida la pista de carrera de auto de Hialeah la cual permaneció operando hasta el 2004, estaba en la 16 Av. y la 37 calle. En 1957 el campeón mundial argentino Juan Manuel Fangio compitió aquí, y al año siguiente fue secuestrado en Cuba. Mejor se hubiese quedado por acá. La PBS le dedicó un documental a la otrora afamada pista de carreras de autos.

Hialeah Speedway


En los años 20 se experimentó producir azúcar en los Everglades para competir con Cuba. Se construyó una fábrica de azúcar que incluía una refinería y una fábrica de papel con los más modernos equipos de la época, se llamó “Pennsuco”, por Pennsilvania Sugar Company. Hay evidencias de que estaba en Hialeah, entre ellas un eje colosal que aparece como ornamento en el ‘shoping’ situado en la 68 calle y 28 avenida.

El Central de Hialeah



En 1922 se filmaron las primeras películas en los recién inagurados estudios de Hialeah, entre ellas ‘Prisionero de Zenda’ y ‘Capitán Kidd’ esta última con locaciones en Cuba; varias decenas fueron filmadas hasta que el ciclón del 26 arrasó con la quinta y con los mangos, a los cineastas no les quedó más ganas de filmar en estos lares y emigraron a lo que hoy conocemos como la Meca del Cine.

Hollywood en Hialeah


Jack Tigertail, quien fuera el modelo para el anuncio que aparecía a la entrada del naciente pueblo de Hialeah, fue asesinado por un miembro de su tribu, esposo de la mujer con la cual Tigertail mantenía una relación amorosa. El asesino fue declarado no culpable por el Concejo de Ancianos de la tribu al considerar que la muerte estaba justificada.

Muerte justificada



Los teléfonos públicos [pay phones] por demanda de los avances tecnológicos se han convertido en piezas museísticas; en Miami solo quedan 19 y de ellos 11 en el Aeropuerto Internacional, pero en Hialeah al parecer no queda ni uno solo registrado, sin embargo en la 12 avenida entre las calles 71 y 72, al costado de una gasolinera, casi oculto y totalmente olvidado, ver la foto, hay uno ¿será éste el último?

¿Será éste el último?


En el proceso de expansión territorial de la ciudad de Hialeah se encontraron que ya había un pequeño enclave que correspondía a Miami con sus calles y numeración correspondientes, la expansión continuó, rodeó el enclave y siguió más al norte, al oeste y al este. Hoy es una pequeña parte de Miami dentro de Hialeah que no quiere ser anexada, aunque los servicios públicos [agua, escuelas, recogida de basura, etc.] se los brinda ‪Hialeah‬.

Miami está dentro de Hialeah



En 1995 el Alcalde Raúl Martínez expresó el deseo de reemplazar el mural en el frente del Ayuntamiento. Obra que quedó a cargo del arquitecto del Ayuntamiento, Hugo Alpizar. Lo interesante de este mural es que destaca tanto la bandera norteamericana como la cubana, probablemente Hialeah sea la única City, o municipio, en que aparezca en su fachada la bandera de otro país.

Mural del Ayuntamiento