Cubano residente en Hialeah intenta ‘huir’ a Cuba


Vicente Rojas después de vivir en EE.UU. durante cinco meses decidió regresar a Cuba ya que no le gustó este país. Para ello cargó 350 galones de gasolina en una embarcación y por esto fue detenido ya que la gasolina iba en contenedores inadecuados.

A un poco más de $2 el galón iba a hacer un mal negocio vendiéndolo en Cuba a 10 pesos el litro, por otra parte con lo que le costó la gasolina podía sacar un pasaje en avión en primera clase. Eso fue lo que le aconsejó la jueza Mindy Glazer, la cual le puso una fianza de mil dólares y reconoció que era el caso más raro que le hubiese tocado juzgar.

Los vecinos de Rojas al ser entrevistados por un canal local de TV estuvieron de acuerdo en que él estaba loco, aunque no hay ninguna prueba además de lo de los 350 galones de gasolina. Sin embargo este caso genera múltiples dudas y preguntas sin responder:

¿De quién era el pickup F-250 gris en que cargó los seis taques de 55 gls. de gasolina?

¿Quién es el propietario de la embarcación de 23 pies en que pretendió zarpar hacia Cuba?

¿Cómo pensaba vender la gasolina en Cuba, al por mayor o al menudeo?

¿Pretendía en realidad darle una vuelta al mundo y obtener un record Guinness?

Deja tu comentario