Declaración del Presidente Obama sobre la eliminación de la política «pies mojados, pies secos»


Declaración del Presidente Obama sobre la política de inmigración cubana

Hoy en día, los Estados Unidos está dando pasos importantes para normalizar las relaciones con Cuba y para dar mayor consistencia a nuestra política de inmigración. El Departamento de Seguridad Nacional está terminando la llamada «pies secos, pies mojados», que se puso en marcha hace más de veinte años y fue diseñado para una época diferente. Con efecto inmediato, los nacionales cubanos que tratan de entrar en los Estados Unidos de manera ilegal y que no califican para la ayuda humanitaria será objeto de expulsión, de conformidad con la legislación estadounidense y las prioridades de control. Al dar este paso, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma manera en que tratamos a los migrantes de otros países. El gobierno cubano ha acordado aceptar el retorno de los nacionales cubanos que han sido una orden de expulsión, tal como lo ha estado aceptando el retorno de los inmigrantes interceptados en el mar.

En la actualidad, el Departamento de Seguridad Nacional también está terminando el Programa de Libertad Condicional profesional médico cubano. Los Estados Unidos y Cuba están trabajando juntos para combatir las enfermedades que ponen en peligro la salud y la vida de nuestro pueblo. Al proporcionar un tratamiento preferencial a personal médico cubano, el programa de libertad condicional médica contradice los esfuerzos y los riesgos que perjudican al pueblo cubano. El personal médico cubano ahora será elegible para solicitar asilo en las embajadas y consulados estadounidenses en todo el mundo, de conformidad con los procedimientos para todos los extranjeros.

Los Estados Unidos, una tierra de inmigrantes, se ha enriquecido con las aportaciones de los cubano-estadounidenses durante más de un siglo. Desde que asumí el cargo, hemos puesto la comunidad cubano-estadounidense en el centro de nuestras políticas. Con este cambio vamos a seguir para recibir a los cubanos que damos la bienvenida a los inmigrantes de otras naciones, de conformidad con nuestras leyes. Durante mi administración, hemos trabajado para mejorar la vida de la población cubana – en el interior de Cuba -, proporcionándoles un mayor acceso a los recursos, la información y la conectividad con el resto del mundo. El mantenimiento de este enfoque es la mejor manera de asegurarse de que los cubanos puedan disfrutar de la prosperidad, llevar a cabo reformas, y determinar su propio destino. Como dije en La Habana, el futuro de Cuba debe estar en manos del pueblo cubano.

12 de enero de 2016

Ver en inglés: https://www.whitehouse.gov

Declaración del Secretario Johnson con relación al proceso continuo de normalización de nuestra relación migratoria con Cuba

Los Estados Unidos revocan hoy la llamada política de “pies secos/pies mojados” para migrantes cubanos, vigente desde la mitad de los años 90. Con efecto inmediato, los nacionales cubanos que intenten entrar ilegalmente a los Estados Unidos estarán sujetos a ser devueltos a Cuba, en consonancia con nuestras prioridades de aplicación de la ley. Los Estados Unidos también ponen fin al programa especial “Cuban Medical Professional Parole” (admisión provisional para profesionales cubanos de la salud).

Estas acciones forman parte del proceso continuo de normalización de las relaciones entre los Gobiernos de los Estados Unidos y de Cuba, y reflejan el compromiso de contar con una política de inmigración más amplia que trata de manera consistente a personas de diferentes países. Hasta donde permiten las leyes actuales de nuestros dos países, los Estados Unidos tratarán ahora a los migrantes cubanos en concordancia con la forma que tratan a los ciudadanos de otros países. Asimismo, los migrantes no autorizados pueden esperar ser devueltos a menos que cumplan los requisitos para poder recibir socorro humanitario conforme a nuestras leyes.

El Gobierno de Cuba está de acuerdo en comenzar a aceptar el regreso de nacionales cubanos con órdenes de retorno. Cuba y los Estados Unidos seguirán colaborando para desalentar aún más la migración ilegal a los Estados Unidos y fomentar la cooperación bilateral para prevenir y procesar el contrabando de personas y otros delitos relacionados con la migración ilegal.

Aunque la Ley de Ajuste Cubano y ciertas leyes cubanas siguen vigentes, la declaración hecha hoy contribuye considerablemente a que nuestra relación con Cuba logre estar en igualdad de condiciones con respecto a nuestras relaciones con otros países vecinos.

12 de enero de 2016

Ver en inglés en: https://www.dhs.gov

Deja tu comentario