Denuncian colapso del sistema de emergencias al 911 en Hialeah


ENRIQUE FLOR

La Ciudad de Hialeah sufrió durante el fin de semana un desperfecto en su centro de atención de llamadas de emergencias debido a un aparente problema eléctrico, informaron el miércoles las autoridades locales.

La concejal Isis García-Martínez dijo que el centro de comunicaciones localizado detrás de la sede del gobierno municipal de Hialeah, en el downtown de esa ciudad, quedó temporalmente fuera de servicio la mañana del domingo ante la sorpresa no sólo del personal encargado de atender las llamadas de emergencias, sino de los policías y rescatistas.

“Me parece preocupante que nuestra ciudad tenga problemas en un tema tan delicado como las llamadas de emergencia de nuestra comunidad”, dijo García-Martínez. “Pero lo que más me sorprendió fue descubrir que el área de respaldo de todo ese centro de llamadas de emergencias todavía no está operativo”.

Las instalaciones de respaldo de llamadas del 911 están localizadas en el nuevo Centro de Operaciones de Emergencia, una moderna infraestructura construida con $1.2 millones de fondos públicos junto a la sede de la Policía de Hialeah.

Dicho centro fue inaugurado el año pasado en presencia del gobernador de la Florida Rick Scott. Incluso Scott volvió a visitar esa sede a comienzos de este mes como parte de una campaña gubernamental para prevenir a la comunidad ante la nueva temporada de huracanes. Durante la visita se destacó la tecnología de última generación de ese complejo.

El alcalde Carlos Hernández dijo que si bien el centro de llamadas de emergencias del 911 fue afectado temporalmente el fin de semana, inmediatamente se solicitó el apoyo del sistema de atención de emergencias del Condado Miami-Dade.

“Estoy empezando a pensar a que esto no es más que política barata que están creando algunas personas con agendas personales”, dijo Hernández ante el cuestionamiento público hecho sobre este tema por García-Martínez.

“El Centro de Operaciones de Emergencias está listo y preparado para atender las grandes emergencias no solo de Hialeah sino también las de otras ciudades vecinas”.

Hernández enfatizó que el desperfecto, ya superado, estuvo localizado en las instalaciones que se encuentran detrás del municipio y obedeció a una sobrecarga eléctrica que provocó “la caída del sistema por una hora”.

Una vocera de Florida Power & Light (FPL) dijo a un reportero de el Nuevo Herald que no podían ofrecer a la prensa información referida a una cuenta específica así se tratara de una entidad gubernamental.

El jefe del Departamento de Bomberos de Hialeah, Mike Anchía, dijo que ante la sobrecarga eléctrica el servicio local del 911 cuenta con 15 líneas telefónicas primarias y otras 15 secundarias que pueden operar simultáneamente. Ante un problema, agregó, el resto de llamadas de emergencia pasan a ser atendidas por el condado.

“Ningún ciudadano de Hialeah quedó sin ser atendido por los servicios del 911”, dijo Anchía. “Los residentes de Hialeah no notaron la diferencia si estaban siendo atendidos por un servicio [el de Hialeah] u otros [el de Miami-Dade]”.

No obstante, la concejal García-Martínez expresó su extrañeza ya que el nuevo Centro de Operaciones de Emergencias “debía estar en capacidad de resolver problemas como el ocurrido el sábado”.

Cuando la concejal preguntó públicamente en la audiencia del martes por qué las modernas instalaciones no fueron utilizadas para solucionar el desperfecto del centro de llamadas de emergencias del 911, ella dijo que: “la respuesta que recibí fue que el sistema telefónico aún no estaba operativo”.

“Es increíble que el gobernador Scott haya sido invitado para la inauguración de esas instalaciones y ahora resulta que allí parte de la red telefónica todavía no funciona”, criticó la concejal.

Anchía precisó que el Centro de Operaciones de Emergencias es activado solo en situaciones de “emergencias extremas” y no en incidentes como el del domingo.

Por su parte, el alcalde Hernández aseguró que García-Martínez estaba confundida ya que las instalaciones de respaldo del centro de llamadas de emergencias del 911 funcionan en un pequeño cuarto de la nueva sede inaugurada por el gobernador Scott.

“Una cosa no tiene nada que ver con la otra”, dijo el alcalde Hernández.

En el 2013, en plena campaña electoral, Hernández inauguró una Planta de Agua en el oeste de Hialeah como si estuviera operativa. En aquella oportunidad, las autoridades brindaron con agua, pero la cual no había sido procesada en la sede inaugurada. El brindis fue con agua de botella. Tras el descubrimiento periodístico, el alcalde alegó que solo se había inaugurado la infraestructura, lo cual no incluía el funcionamiento de la planta.

El miércoles, Hernández aseguró que el Centro de Operaciones de Emergencias inaugurado por Scott en Hialeah cuenta con tecnología de última generación y que la habitación asignada en ese complejo para el funcionamiento del centro de llamadas de emergencias del 911 estará listo a más tardar en seis semanas.

Deja tu comentario