Futurismo I


Waldo Acebo Meireles

El futurismo fue de las primeras corrientes artísticas de vanguardia del siglo XX, surge en Italia representado por una diversidad de figuras como Filippo Tommaso Marinetti, quien redactó el Manifiesto Futurista en 1909, movimientos similares se desarrollaran en otros países, como Rusia, pero es en Italia donde tendrá su mayor expansión en las artes en general, pintura, arquitectura, teatro, poesía, música, etc.

La velocidad, la mecanización, los aviones, las locomotoras, los avances técnicos en general y el papel de la juventud y la violencia son las temáticas propias del movimiento; el repudio a todo lo viejo —actitud que será compartida posteriormente por otros movimientos de las vanguardias— está entre las características del futurismo, que se expresará en otros manifiestos derivados, como el Manifiesto Técnico de la Pintura Futurista y el Manifiesto de la Música Futurista redactado por Francesco Balilla Pratella.

Giacomo Balla Automovil corriendo 1919

Entre las diferentes manifestaciones del movimiento futurista las que más repercusión tuvieron posteriormente y en el surgimiento de otros movimientos vanguardistas fue la pintura y la música. Pintores como Giacomo Balla con su ‘Estudio de luz’ de 1909 o su ‘Dinamismo de un perro en su arreo’ 1912 trata de representar el movimiento, el dinamismo de la realidad; en otra obra como ‘Automóvil corriendo’ de 1919 hay un acercamiento al abstraccionismo y el cubismo.

Carlo Carrás Funeral del anarquista Galli 1911

Humberto Buccioni con su ‘Visión simultanea’ y ‘Elasticidad’1912 da una percepción del caos de la vida moderna y su variabilidad, al igual que Balla sus cuadros presentan una aproximación al cubismo y al expresionismo. Otro pintor de importancia fue Carlo Carrá que incorpora elementos sociales a su pinturas como en ‘Funeral del anarquista Galli’ de 1911 y ‘Fiesta patriótica’ 1914.

Carrá quien inicialmente mostró tendencias izquierdistas posteriormente adoptó la ideología fascista con un pronunciado nacionalismo, al igual que él muchos futuristas italianos se acercaron a la ideología fascista con la esperanza de que el fascismo modernizaría el país y lo colocaría entre las primeras naciones europeas.

El nacionalismo de los futuristas italianos fue ferviente, adoptando posiciones radicales, considerando la violencia como un instrumento para el avance de la sociedad y rechazando las ideas de la democracia parlamentaria. Marinetti fundó el Partido Político Futurista a inicio de 1918 el cual fue absorbido un año después por el movimiento fascista de Benito Mussolini, con lo cual Marinetti pasó a ser miembro fundador del fascio. Posteriormente el renuncio al Partido Fascista, aunque continuó apoyando esa ideología.

Aunque el futurismo italiano se presenta vinculado al fascismo, dentro del movimiento futurista decenas de artistas manifestaron su rechazo a esta ideología reaccionaria y en el Congreso Futurista de Milán, en 1924, los futuristas de izquierda expresaron su repudio al fascismo y se retiraron del congreso.

Además de la pintura, como mencionamos más arriba, en la música el futurismo italiano le dio inicio a una estética en la que el ruido es parte integral del discurso musical y la brevedad uno de sus atributos. Su influencia en la música del siglo XX es difícil de exagerar. La música concreta e incluso los experimentos en música electrónica de los años 40 en adelante tienen sus raíces en el futurismo musical italiano.

En 1913 Luigi Russolo escribió ‘El arte de los ruidos’ documento que tuvo influencia en músicos como Stravinsky, Honegger, Antheil, en este muy en particular, Varese, Schaeffer, Pierre Henry, Cage e incluso Prokofiev.

Russolo y el Intonarumori

Russolo creó un instrumento productor de ruidos que llamó ‘Intonarumori’, escribiendo varias composiciones para el mismo [ver abajo], este instrumento permitía generar y controlar la dinámica, volumen y timbre de los ruidos. Russolo creó otros instrumentos pero ninguno de ellos sobrevivió la II Guerra Mundial. El primer concierto de música futurista, con el ‘Intonarumori’, se efectuó en 1914.

Algunas de las conclusiones en el ‘Arte de los ruidos’ que influenciaron el desarrollo de la música:

  • El compositor futurista debe usar su creatividad y decisión de innovación para aumentar e enriquecer el campo de los sonidos;
  • El compositor futurista debe liberarse a si mismo de lo tradicional y explorar en la diversidad rítmica de los ruidos;
  • Las complejas tonalidades del ruido pueden ser alcanzadas creando instrumentos que reproduzcan esa complejidad.

Anotemos que esta última conclusión sólo fue plenamente alcanzada con el empleo de los equipos e instrumentos electrónicos generadores de sonido, en la segunda mitas del siglo XX.

Ejemplos musicales:

1 Luigi Russolo.- Intonarumori Crepitatore [hacer clic aquí]

2 Antonio Russolo.- Corale [hacer clic aquí]

3 Luigi Grande.- Aeroduello (Dinamosintesi) [hacer clic aquí]

4 Silvio Mix.- Profilo Sintetico [hacer clic aquí]

5 Alfredo Casella.- In Modo Barbaro [hacer clic aquí]

Umberto Boccioni Fuerzas de la calle 1911

Carlo Carrás Fiesta patriótica 1914

Deja tu comentario