Hialeah condiciona acogimiento de cubanos varados en Costa Rica


El municipio de Hialeah podría recibir una parte de los cubanos varados en Centroamérica si el Gobierno federal se compromete a ejecutar un programa “serio y sostenible”.

Así lo dijo en conversación el alcalde de esa localidad del sur de la Florida, Carlos Hernández, quien agregó que “yo lo veo viable, pero realmente no le tengo confianza al Gobierno federal”.

El mandatario, que coincide con los titulares de otros Gobiernos locales del condado Miami-Dade, en el sentido de que el arribo masivo de migrantes cubanos a esta sección de los Estados Unidos podría causar un fuerte impacto, señaló también que “sin la estructuración de un plan serio de parte de las instituciones federales, Hialeah o cualquier otro municipio podría verse realmente afectado con esa situación”.

Hernandez, cubano de nacimiento y desde muy joven radicado en Hialeah, afirmó que sin la asistencia del Gobierno federal a las comunidades locales cualquier programa que se emprenda en favor de los cubanos que lleguen al sur de la Florida, terminaría convertido en una carga “muy pesada” para los Gobiernos locales.

“Yo creo que a toda esta gente hay que ayudarla, en eso no hay objeción, pero nosotros en Hialeah no tenemos presupuesto ni otros recursos para brindarles la bienvenida a todas estas personas que han caminado por el continente queriendo llegar a Estados Unidos”, recalcó.

El alcalde Hernández subrayó que la carencia de vivienda en localidades como la suya complicaría aún más la implementación de planes futuros. “Aquí no hay suficientes viviendas y creo que lo mismo ocurre en el condado y en otras áreas de la Florida”, enfatizó el mandatario al tiempo que se preguntó a sí mismo: “Sin casas, ¿dónde se les dará alojamiento a estas personas?”

El jefe del Ayuntamiento de Hialeah fue más al fondo en sus apreciaciones y dijo que “esa situación solo podrá afrontarse si el Gobierno federal trabaja mano a mano con nosotros porque muchas veces ellos toman decisiones sin tenernos en cuenta”.

Hernández reveló que hasta el momento no existe plan alguno para recibir a los migrantes cubanos y, añadió, “si vienen para acá o para otro lado tampoco lo sé porque nadie nos ha dado información sobre ese aspecto”.

El alcalde hizo énfasis en la necesidad del Gobierno federal de conocer primero las carencias de las comunidades locales antes de dar cualquier paso. “Ellos deben saber que nosotros no tenemos recursos para esto y por eso es necesario que primero conozcan nuestras necesidades”, acotó.

Cubanos, a punto de llegar

El 29 de diciembre, luego de una reunión en ciudad Guatemala, representantes de los gobiernos centroamericanos acordaron dar una salida “excepcional” para los migrantes cubanos.

El plan consiste en trasladar a los migrantes vía aérea hasta El Salvador y desde allí en buses a través de Guatemala y México con destino a la frontera con Estados Unidos, en donde, acogiéndose a la ley de Ajuste Cubano, podrán ingresar al país.

Alrededor de 8.000 migrantes quedaron varados en Costa Rica desde mediados de noviembre cuando Nicaragua, aliado del gobierno cubano, les cerró el paso por su frontera.

Publicado en Diario de las Américas / 5 de enero de 2016
Foto: AFP

Deja tu comentario