Irregularidades en torneo de póker en Hialeah Park Racing & Casino


La aritmética es una parte vital del póker, y las cuentas no parecían salir bien durante un torneo de agosto en Hialeah Park Racing & Casino.

El dinero recaudado del premio se quedó corto. El total de las fichas del torneo era demasiado grande. Eso significaba que los aproximadamente 1,000 jugadores, cada uno de los cuales había pagado $250 para entrar al torneo, estaban compitiendo contra jugadores adicionales que no habían pagado la entrada.

Los jugadores se quejaron, y el estado investigó las irregularidades. La División de Apuestas Parimutuales de la Florida confirmó 11 violaciones en un informe dado a conocer el 29 de diciembre, la mayoría de las cuales era consecuencia de mala contabilidad. Es la primera irregularidad de mayor cuantía en las salas de juegos desde que el póker fue legalizado en 1996.

Hialeah Park tiene hasta el 18 de enero para apelar. De no hacerlo, el estado, que no quiso hacer más comentarios al respecto, impondrá penalidades que podrían ir desde multas a una suspensión de licencia. El presidente de Hialeah Park, John Brunetti, tampoco quiso comentar al respecto.

El torneo, que garantizaba al menos $200,000 en premios, fue el mayor de la historia en Hialeah, que comenzó los juegos de póker en el 2013. Los jugadores podían empezar los juegos en la tarde o la noche durante cinco días, del 25 al 29 de agosto, y los sobrevivientes terminarían el 30 de agosto.

El informe estatal confirma que los administradores de salas de juego de Hialeah Park dejaron entrar subrepticiamente a jugadores adicionales, señalando que un número indeterminado de personas no pasaron por el registro usual en la ventanilla del cajero. Los jugadores adicionales aumentaron la competencia para los demás jugadores sin aumentar los premios.

Los torneos de póker notifican rutinariamente sobre el dinero de los premios y el número de jugadores que quedan, y las cifras preocuparon a Allen Powers, quien juega regularmente en el Seminole Hard Rock Hotel & Casino de Hollywood pero había venido a Hialeah por primera vez.

“El dinero de los premios era sólo de $215,000, pero ellos dijeron que había habido 1,061 entradas”, dijo. Eso hubiera representado una recaudación total de $265,250, aunque la sala de juegos se queda con una parte para cubrir gastos.

“Pero entonces dijeron: ‘No, 961 entradas’”, afirmó, lo que hubiera hecho bajar el total a $240,250, de lo cual la casa se quedaría con alrededor del 11 por ciento. Señaló además que, con 961 entradas, hubiera habido menos de 25 millones en fichas, pero el tablero oficial de juego listaba más de 27 millones.

Asimismo los administradores del póker de Hialeah park colocaron a los jugadores en puestos específicos, en lugar de ponerlos en mesas con oponentes elegidos al azar. Los jugadores señalan que la posición de los puestos es vital para el juego, porque es útil estar en una mesa con jugadores no muy fuertes.

El estado concluyó asimismo que los videos de vigilancia no abarcaban adecuadamente partes de la sala de juegos, incluyendo áreas donde se manejaba dinero en efectivo. El dinero fue guardado en la oficina del administrador de la sala de póker, Nelson Costa, en lugar de la casilla del cajero, o en una bóveda.

Costa y algunos de sus empleados ya no trabajan en dicha sala de juegos, y el director de cumplimiento de reglas, Ángel García, también está cubriendo el puesto de administrador de la sala de juegos.

Los jugadores que ganan en los torneos recogen sus premios en la casilla del cajero y les entregan recibos de los cuales la sala de juegos conserva copias, pero a 13 de dichos jugadores no se les dieron recibos, según el estado. Hialeah Park nunca dio a conocer los nombres de los ganadores del torneo ni los premios pagados.

Los investigadores concluyeron, además, que no se conservaron los videos de vigilancia, no se tenían archivos de los torneos por los tres años requeridos, y las cuentas de los premios tampoco se llevaban.

El salón de póker de Hialeah Park es el más lucrativo del condado Miami-Dade. El mismo abrió sus puertas en septiembre del 2013 y recaudó $8,359,367 en el año fiscal que terminó el 30 de junio, muy por encima de sus rivales de Miami-Dade, Magic City ($6,939,763) y Casino Miami ($2,339,514).

Puede tener noticias diarias de los juegos de azar en SouthFloridaGambling.com. la columna de juegos de azar de Nick Sortal se estrenará el 15 de enero en la sección de Fin de semana del Miami Herald.

Publicado en El Nuevo Herald / 9 de enero de 2016
Foto: Peter Andrew Bosch Miami Herald Archivo

 

Deja tu comentario