Mujer de Hialeah en corte federal por estafa de pasajes a Cuba


Por Enrique Flor y Jay Weaver

Una mujer de Hialeah comparecerá el miércoles ante la corte federal de Miami acusada de encabezar un esquema piramidal con el que estafó a una veintena de personas que esperaban ganar dividendos por la compra masiva de pasajes aéreos a Cuba.

Yamila Salvia, una cubana de 39 años, debe presentarse a las 10 a.m, ante un tribunal de Miami, acusada de haber estafado a residentes de Hialeah y de ciudades vecinas como Miami Lakes, por un monto total de al menos $417,000, según registros judiciales.

“Ella se robó los ahorros de mi vejez”, dijo Pedro Ramos en declaraciones al Nuevo Herald. “Me retiré hace cinco años Ramos, de 70 años, es uno de los 23 inversionistas estafados por Salvia y que el domingo 5 de marzo acudieron a la sede central de la Policía de Hialeah para denunciarla.

Como Ramos, varios invirtieron los ahorros de sus vidas con Salvia, quien propuso la compra de pasajes a Cuba para luego revenderlos y compensar a los inversionistas con el pago de altos intereses del 12 al 20 por ciento.

Sin embargo, los inversionistas fueron engañados a tal punto que, según las autoridades, Salvia convenció a algunos para que les dieran sus tarjetas de crédito para que ella pudiera realizar compras personales en cadenas de tiendas como Wal-Mart.

Una vez denunciado el caso ante el Departamento de Policía de Hialeah, el Departamento de Seguridad Interna detuvo a la mujer el jueves 10 de marzo. Los fiscales federales buscan una orden judicial para mantener a Salvia tras las rejas mientras espera su juicio, ante el riesgo de fuga a la isla.

Salvia, a quien se le asignó un defensor público federal por no poder pagar un abogado, es acusada en una denuncia penal de aprovecharse de sus viejos amigos y otros inmigrantes cubanos que dicen haber sido engañados el año pasado con la promesa de jugosas ganancias.

Otra de esas víctimas es Roosevelt Tejedor, un mecánico de 28 años, que dijo haber perdido los $5,000 que invirtió con Salvia. Agregó que su madre, Inés María Iglesias, y el novio de esta, también fueron estafados por un total de $18,000.

“Nos sentimos devastados, no nos esperábamos que ella nos fuera a hacer esto”, dijo Tejedor a el Nuevo Herald. “Mi mamá la conoce desde hace muchos años, de Holguín [en la
zona oriental cubana]. Aquí antes ella tenía una agencia de viajes y mi mamá le compraba pasajes para Cuba o enviaba paquetes a través de ella”.

De acuerdo con la acusación, algunas víctimas que carecían de dinero en efectivo fueron convencidas para que Salvia usara sus tarjetas de crédito con la promesa de que los montos cargados se los iba a reponer en los pagos de las inversiones supuestamente realizadas con los pasajes aéreos.

Una de esas víctimas, identificado solo como un residente de Hialeah de 22 años de edad, le dio su tarjeta de crédito Citibank con la cual Salvia realizó compras por $169.54 en el Wal-Mart de Hialeah Gardens; $489.76 por compras en South Miami Pharmacy; y $513.92 gastados en la agencia Va Cuba, de Hialeah, según la acusación.

Por su parte Pedro Ramos detalló que inicialmente Salvia lo convenció de invertir $5,000 por lo que recibiría un retorno del 10 por ciento de interés mensual. De acuerdo con Ramos, Salvia cumplió con pagarle $500 de interés por el primer mes.

Luego, según Ramos, Salvia le propuso realizar una inversión adicional de $10,000 por lo que recibiría un pago en intereses del 18 por ciento. Pero Ramos decidió invertir $20,000. Adicionalmente su esposa invirtió con Salvia $5,000.

Salvia le hizo un pago de $4,700 por intereses de un mes en diciembre pasado, pero a partir de enero dejó de pagar.

“Empezamos a llamarla, pero todo era un cuento, una mentira”, dijo Ramos. “Llegamos a la conclusión de ella nos había estafado. Así que mi hija empezó a chequear y encontró que ella tenía antecedentes criminales y luego nos pusimos en contacto con el FBI”.

 

Deja tu comentario