Nuevo museo de la Brigada de Asalto 2506 en Hialeah Gardens


Por Alfonso Chardy y Roberto Koltun

Dos estaban en sillas de ruedas, otros se veían envejecidos y débiles —pero la mayoría aún conservaba un brío juvenil y un porte militar.

Más de 200 miembros de la Brigada de Asalto 2506 se congregaron el sábado en el nuevo museo de la brigada que aún se está acondicionando en una instalación donada en la municipalidad de Hialeah Gardens por el alcalde Yioset De La Cruz.

Organizado como un acto vinculado al 55 aniversario de la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, el evento sirvió como una presentación del nuevo museo que se espera sea la residencia permanente del legado de la histórica operación que fracasó en su intento de derrocar a Fidel Castro luego que el presidente John F. Kennedy limitara el apoyo aéreo estadounidense a la operación organizada y financiada por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el 17 de abril de 1961.

“Este ha sido realmente un sueño de muchos y se ha hecho realidad, y tiene el mayor crédito que todos nosotros, el alcalde esta ciudad, Yioset De La Cruz,” dijo Felix I. Rodríguez, presidente de la Asociación de Veteranos de Bahía de Cochinos, al abrir el evento en Hialeah Gardens. “Si no es por el alcalde Yioset De La Cruz no estaríamos aquí en este momento”.

El museo actual de la brigada está ubicado en el 1821 de la Calle Nueve de La Pequeña Habana, no lejos del monumento a los brigadistas que desembarcaron en Playa Girón.

Rodríguez dijo que mudar el museo a Hialeah Gardens desde su ubicación actual no es una decisión popular, pero si necesaria debido a que la asociación no tiene suficientes recursos para mantener el lugar existente.

“Todos adoramos la casa actual en que estamos”, dijo Rodríguez. “Nadie quiere irse de ahí, pero tenemos que afrontar una realidad. No existen los fondos para mantenerla en este momento. Estamos teniendo muchos problemas porque hay muchísimos que no pagan su cuota y es la única forma que se mantiene y poniendo también los años que tenemos todos”.

Dijo Rodríguez que frecuentemente recibe informes de la muerte de envejecidos brigadistas, como la que tuvo lugar hace dos días de Luis Medina, conocido como “el rusito”, el más joven de la brigada que mintió sobre su verdadera edad, 14 o 15 años, para poder sumarse a la fuerza de invasión.

Aunque el aniversario formal de la invasión es el 17 de abril, Rodríguez dijo que se organizó el evento el sábado porque era una fecha conveniente para asegurar hoteles y para muchos brigadistas que accedieron a viajar de otras ciudades y otros países donde viven actualmente.

El nuevo museo, en el 137651 de la Avenida 107 del noroeste, será eventualmente llenado con equipos similares a los que los brigadistas usaron en la operación de 1961 incluyendo un tanque M41 Walker Bulldog, un avión B26 similar a los que participaron en la invasión y una réplica de lo que los brigadistas conocen como la Rastra de la Muerte

Nueve de los miembros de la brigada capturados al fracasar la invasión murieron asfixiados dentro de una rastra herméticamente cerrada cuando eran trasportados a La Habana.

Durante la noche del sábado los brigadistas proyectaban reunirse en un hotel cerca del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) donde iban a entregar una placa en honor a Manuel Artime, líder de la Brigada 2506 y fundador del Movimiento de Recuperación Revolucionario (MRR). Artime falleció de cáncer en Miami el 18 de noviembre de 1977.

La viuda de Artime, Adelaida, y una de sus hijas, Ady Mari, estaban pautadas para recibir la placa durante el evento, dijo Rodríguez.

 

Deja tu comentario