Presidente de Costa Rica llega a Cuba y hablará de migrantes


El presidente Luis Guillermo Solís llegó el domingo a Cuba para una visita que tiene como telón de fondo una crisis de emigrantes isleños varados en el país centroamericano de camino a Estados Unidos y de la cual hablará con su colega Raúl Castro.

Solís se mostró con una banderita cubana en las manos al arribó a esta capital, a donde llegó acompañado de una delegación de ministros y empresarios; y aunque en una breve declaración inicial no hizo mención del tema de los migrantes, confirmó que conversará al respecto con Castro.

«Será uno de los temas de la agenda», comentó Solís a periodistas que lo esperaban en el aeropuerto, sin especificar qué propuestas de soluciones serán manejadas.

La agenda del gobernante se desarrollará hasta el martes y tiene previsto visitas a centros culturales y científicos, así como la apertura de una reunión empresarial binacional.

Solís indicó a su llegada que uno de sus objetivos era fomentar el comercio binacional, que actualmente alcanza unos 40 millones de dólares.

El martes, antes de regresar a su país, Solís sostendrá un encuentro oficial con Castro.

La crisis migratoria se desató a mediados de noviembre cuando miles de cubanos fueron interceptados en Nicaragua y devueltos a Costa Rica al intentar transitar en ruta hacia Estados Unidos.

La mayoría de los cubanos procedía de Ecuador y otros países centroamericanos y pretendían llegar al norte, donde suelen acogerse a una ley estadounidense que les otorga beneficios como residencia y trato como refugiados si logran llegar por cualquier medio al territorio de ese país.

La llamada Ley de Ajuste cubano fue aprobada en la década de 1960 y la isla la acusa reiteradamente de fomentar la migración ilegal para luego politizar el tema migratorio, aunque es público que quienes salen de la isla en los últimos años lo hacen por motivos económicos y no necesariamente ideológicos.

Se estima que unos 5.000 migrantes cubanos se encuentran ahora varados en la frontera de Costa Rica, y funcionarios del gobierno aseguraron que siguen llegando migrantes. Belice, Guatemala y México se mostraron cautelosos de recibirlos.

El interés de los cubanos por llegar a Estados Unidos se incrementó este año luego de un histórico relanzamiento de los nexos entre Washington y La Habana y la sospecha de que finalmente la Ley de Ajuste sería derogada.

Antes de salir a la isla, el mandatario grabó un mensaje tranquilizando a los cubanos emigrantes y asegurándoles que nadie será devuelto en contra de su voluntad.

Publicado en AmericaTV / De AP por Andrea Rodríguez / 13 de diciembre de 2015

Deja tu comentario