Chorrean más millones para la planta de agua de Hialeah

ENRIQUE FLOR

Como un madrugador baldazo de agua fría cayó el lunes la noticia de que la Ciudad de Hialeah realizará una millonaria inversión en el desarrollo de nueva infraestructura para la planta de agua inaugurada hace tres años en ese municipio.

La inversión en la planta asciende a al menos $11.4 millones y está contemplada a realizarse en el año fiscal 2016-2017 que empieza el próximo 1ro. de octubre, según documentos municipales.

“Creo que es una falta de responsabilidad no advertir oportunamente a la comunidad sobre esta millonaria inversión”, dijo la concejal Isis García-Martínez. “Y lo peor es que esta información sea revelada cuando aún no se ha dado una explicación transparente de las operaciones de una planta que ha costado $100 millones, la mitad pagada por Hialeah y la otra mitad por el Condado de Miami-Dade”.

No fue posible localizar al alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, para que declarara al respecto.

La planta fue inaugurada en una ceremonia realizada una semana antes de los comicios municipales en los que Hernández buscaba la reelección en la alcaldía de Hialeah, en octubre del 2013.

Casi seis meses después se documentó que los políticos habían inaugurado la planta brindado con agua de botella, aparentando de que se trataba agua procesada en la planta.

Una vez descubierto el brindis, Hernández explicó a dos reporteros del Nuevo Herald que lo inaugurado había sido la infraestructura de la planta y no el procesamiento de agua potable en la misma.

Los documentos difundidos el lunes, detallan que el presupuesto municipal de Hialeah para el próximo año fiscal asciende a $137 millones, monto del cual se planea asignar $11.4 millones para construir nueva infraestructura en la planta localizada en la zona anexada al noroeste de ese municipio, un área próxima a la autopista I-75.

De esos $11.4 millones, se proyecta destinar $8 millones para la construcción de dos vías: un tramo en la avenida 102 del oeste, entre las calles 154 y 170; y otro tramo en la calle154, entre las avenidas 97 y 102, precisó una fuente con conocimiento de los proyectos.

Además, se prevé invertir $3.4 millones en el desarrollo de cuatro pozos de agua, lo que implica la construcción de los mismos y la implementación de sus sistemas de bombeo y equipos de control, agregó la fuente.

El plan municipal advierte que la construcción de los pozos es indispensable para elevar el procesamiento de agua potable de la planta a 10 millones de galones diarios. Actualmente, según la fuente, la planta produce 7.5 millones al día.

El presupuesto municipal no indica los ingresos anuales que genera la planta por la venta del agua. La planta, según las autoridades municipales, opera eficientemente desde mayo del año pasado.

Los documentos municipales señalan además que Hialeah desembolsará más de $3 millones por los servicios anuales de administración de la planta. Hialeah contrató a la firma española Inima USA Construction Corp., para asumir las operaciones como parte de una sociedad público-privada. A su vez, Inima se asoció a otra compañía, AECOM, para diseñarla y construirla.

Varios reportajes del Nuevo Herald revelaron desde el 2014 una serie de problemas en la planta: desde la detección de coliformes fecales en el agua y la fuga de ácidos, hasta la paralización de operaciones por la detección de rajaduras en las tuberías internas de los inmensos tanques de la planta.

Los problemas llevaron a que a inicios del 2015, el gobierno municipal diera un ultimátum a los operadores para solucionar los desperfectos de la planta.

Déjanos tu comentario