Concejal pide a alcalde de Hialeah vetar proyecto de Mount Sinai

ENRIQUE FLOR

El proyecto fue autorizado con el voto en contra de García-Martínez, quien solicitó la intervención del alcalde Hernández debido a que los concejales no analizaron oportunamente un estudio de impacto vehicular elaborado por Mount Sinai.

“Le pido al alcalde que por favor tome una decisión, y ya que él mismo habló del veto, que por favor lo ejerza”, dijo García-Martínez a el Nuevo Herald. “El alcalde no ha ejercido el veto desde el 2011, cuando fue electo”.

La semana pasada, Hernández dijo que luego de que el Concejo tomara una decisión sobre los planes de Mount Sinai, él podría evaluar la facultad de vetarlo. El miércoles, Hernández no respondió llamadas de el Nuevo Herald sobre el pedido realizado por la concejal García-Martínez.

El abogado Javier Vázquez, representante de Mount Sinai, rehusó efectuar comentarios.

La solicitud para cambiar la zonificación del terreno donde se planea edificar la nueva sede de Mount Sinai fue aprobada por cuatro votos contra el voto adverso de García-Martínez.

Votaron a favor los concejales Vivian Casals-Muñoz, Lourdes Lozano, José Caragol y Paul “Pablito” Hernández. Se abstuvieron la concejal Katharine Cue-Fuente y el presidente del Concejo, Luis González.

Cue-Fuente había alegado hace dos semanas que no participaría del debate por un conflicto de interés, al haber sido contratada por Tenet Healthcare, corporación propietaria del Hospital Palmetto.

González alegó durante la audiencia del martes que su recusación obedecía a relaciones de negocios que mantenía con la iglesia Jesucristo Todopoderoso, propietaria del lote de tres acres localizado en el 6050 de la calle 20 del oeste, donde Mount Sinai levantará el nuevo centro médico.

El miércoles, González arremetió contra García-Martínez y la consultora política Sasha Tirador, quien fue contratada por Tenet Healthcare.

“Si existe alguna sospecha de conflicto de interés tienen que preguntársela a García-Martínez, quien es quien ha bandeado su voto, primero a favor y luego repentinamente en contra del proyecto”, dijo González. “En primera lectura, ella presentó la moción para aprobar el proyecto, y luego sale a la prensa contra el mismo proyecto que autorizó en un inicio […] en ese lapso su asesora política y mejor amiga, Sasha Tirador, fue contratada por la oposición”.

La del martes fue la sesión municipal más concurrida de los últimos años en Hialeah. La sala de audiencias del tercer piso del edificio del ayuntamiento y sus pasillos fueron colmados de un lado por empleados del Hospital Palmetto — opositores al proyecto— , y del otro por un nutrido grupo de feligreses de la iglesia.

Uno de los temas que despertó mayor debate fue un estudio de impacto vehicular encargado por Mount Sinai y presentado ante el Departamento de Zonificación y Planificación de Hialeah. Tras obtener el visto bueno de esa oficina, el mismo no fue alcanzado a los miembros del Concejo para evaluar su contenido, criticó García-Martínez.

De otro lado, la abogada municipal Lorena Bravo interrogó a varios concejales por encuentros que habían sostenido con Vázquez, el representante de Mount Sinai poco antes de una sesión municipal en la que se abordarían detalles del proyecto, de acuerdo a imágenes registradas por las cámaras de seguridad del ayuntamiento.

Los concejales Casals-Muñoz, Lozano y Caragol rechazaron tajantemente haber abordado temas del proyecto. Enfatizaron que los encuentros protagonizados en las oficinas asignadas a los concejales no pasaron de un saludo con Vázquez.

Copias de los videos que registraron el encuentro entre los concejales y el cabildero habían sido solicitados por Tirador. Poco después las imágenes, que también incluían al presidente del Concejo, Luis González, fueron propaladas por la prensa local.

“Cuando obtuve los videos es que le refresco la memoria al concejal González”, dijo Tirador. “No creo que lo sospechoso sea que la concejal García-Martínez cambie de posición, lo cual es común en los gobiernos municipales para seguir escuchando ambas partes de un proyecto en disputa […], para mi lo sospechoso es que a pesar de que González tenía un conflicto de interés, haya votado sin mayor reparo”.

 

Déjanos tu comentario