Crece y deleita La Fresa Francesa en Hialeah

ENRIQUE FLOR

Entre tanta croqueta y colada, el foie gras y el bon bon — café con leche condensada—, ha logrado seducir los tradicionales paladares en Hialeah al punto de que La Fresa Francesa inaugurará en noviembre la ampliación de su acogedor restaurante y abrirá un mercado de quesos y vinos.

Tras casi un año y medio de abrir sus puertas a la comunidad, este primer establecimiento galo en Hialeah viene recibiendo los últimos toques para presentar, a partir del próximo mes, un local ampliado ante una creciente y fascinada clientela.

“Nos sentimos muy agradecidos de la comunidad de Hialeah y de todo Miami-Dade por darnos la oportunidad de ofrecerles una experiencia gastronómica especial y diferente que viene de lo más profundo de nuestro corazón”, dijo Sandy Sánchez, copropietaria del restaurante.

El miércoles, Sánchez recorrió y mostró parte de los nuevos ambientes que serán inaugurados el viernes 4 de noviembre, con un happy hour en el que se podrán degustar exquisiteces desde viñedos franceses y californianos.

Después de 12 años de vivir en Los Ángeles, Sánchez retornó en marzo del año pasado a su natal Hialeah de la mano de su novio francés, Benoit Rablat, para emprender juntos una nueva aventura: la Fresa Francesa.

Y como destaca este chef que a diario vuelca sus secretos culinarios franceses en las delicias de la cocina cubana: “la aventura ha valido la pena”.

“Muchos nos decían que iba a ser muy difícil abrir este tipo de negocio en Hialeah, lleno de tantos restaurantes cubanos”, dice Rablat. “Pero la experiencia ha sido muy emocionante. Si pudiera volver al pasado y me dieran la oportunidad de volver elegir, escogería Hialeah nuevamente”.

Como destaca la habanera Cleiser Calcines, administradora del restaurante, los clientes llegan a ese rincón de Hialeah en busca de una suculenta experiencia, sin importar la distancia.

Es el caso de Karim Montano, un mexicano que desde hace cuatro años vive en Naples, quien el miércoles agasajó a sus padres, Gustavo y Haydee Montano, llevándolos a un almuerzo especial en La Fresa Francesa por las casi cuatro décadas de matrimonio.

“No veía a mis padres hace casi cinco meses y decidí traer a mis padres a un lugar muy especial y valió la pena”, dijo Karim, tras degustar el pato confitado especial de la casa, Duck Madame. “Había escuchado de este lugar, y hemos comprobado que es muy bueno, distinto, especial”.

Sánchez destaca que figuras políticas locales y del espectáculo como los comediantes Los Pichy Boys y el cantante cubanoamericano Jencarlos Canela han acudido al restaurante localizado en 59 de la Calle 3 del Oeste, frente al Parque Triángulo, en Hialeah. También acuden grupos de amigos y hombres de negocios, como el caso del cubano Pedro de Córdoba, quien junto con Luis Méndez, llevaron a Ralph Capellán, de Nueva York, y Pablo Guzmán, de Dallas, “para cerrar acuerdos”.

Tanto Sánchez como Rablat aseguran que las ganancias obtenidas tras la inversión inicial han vuelto a ser invertidas en el restaurante creado con “los ahorros de toda una vida”.

“Toda esta aventura vale la pena porque tenemos una vida que vivir”, dijo Sánchez. “Porque estamos convencidos de que tenemos que seguir nuestro corazón, nuestras pasiones”.

Déjanos tu comentario