Elecciones en Hialeah traerían al ruedo a dos antiguos aliados

Daniel Castropé

Aunque restan diez meses para que el electorado de Hialeah decida en las urnas si le concede o no a Carlos Hernández la posibilidad de un tercer mandato, el alcalde de ese municipio de Miami-Dade ha hecho pública ya la intención de permanecer en el cargo, en un anuncio que podría interpretarse como una advertencia a sus potenciales contrincantes.

En el plano de las especulaciones se mantiene la hipótesis de que su antigua aliada política y colaboradora, Isis García-Martínez, pudiera aparecer ahora como rival de Hernández por la alcaldía municipal.

Sin embargo, y aunque expertos en política local aseguraron a DIARIO LAS AMÉRICAS que el anuncio de García Martínez por la alcaldía de Hialeah es inminente, la concejal por el momento ha preferido abstenerse de confirmar o negar esa intención.

La ruptura entre Hernández y García Martínez se hizo evidente en noviembre de 2015, cuando la concejal, que en ese momento fungía como presidenta del Concejo municipal, fue destituida del puesto al quedar aprobada una moción presentada por la concejal Vivian Casals Muñoz.

Conocedores de la política local señalaron entonces que la remoción de García se produjo como consecuencia de su oposición a un proyecto inmobiliario del empresario Martín Caparros, a quien identifican como allegado al alcalde Hernández, que compró varios acres de tierra en una zona residencial de Hialeah para construir un complejo de apartamentos.

Las bases de Hernández

Carlos Hernández, el alcalde que fue policía y rige las riendas de Hialeah desde el año 2011, asegura que su trabajo ha sido “bueno” y que, en consecuencia, merece otra oportunidad al frente de “la Ciudad que progresa”.

De esta manera, el cubanoamericano de 55 años busca continuar dirigiendo el rumbo de ese municipio, con más de 237.000 habitantes, según los datos actualizados del censo.

Hernández estima que aún tiene mucho por darle a la población de la ciudad que lo vio crecer, y que seis años no es tiempo suficiente para mostrar los resultados de una gestión que, acorde con sus palabras, “es la base de todo lo que viene para Hialeah”.

“Tengo todas las intenciones para aspirar de nuevo al cargo de alcalde de Hialeah, para continuar las cosas que hemos empezado en los últimos años. Cosas muy importantes para el presente y el futuro de esta ciudad”, sostuvo.

Viviendas

Una de las propuestas más interesantes del mandatario municipal guarda relación con la falta de viviendas para personas o familias de ingresos medios y bajos en su jurisdicción, fenómeno creciente que califica como “muy preocupante para todos en la ciudad”.

Hernández asegura que si los residentes de la localidad volvieran a elegirlo, durante los comicios de noviembre, contaría de antemano con el compromiso de varios inversionistas privados que están dispuestos a construir viviendas accesibles a personas de bajos recursos.

“En los últimos años, con los problemas de la economía, la mayoría de las construcciones se han hecho en Brickell, cerca del mar, pero hace rato que no se está fabricando para el trabajador, y eso es lo que hemos estado preparando en Hialeah, con los cambios de zonificación, mientras atraemos a inversionistas”, dijo.

Según Hernández, hay inversores que le han manifestado el interés de ejecutar ambiciosos proyectos urbanísticos “para gente trabajadora”, solo si existe una alta probabilidad de que Hernández obtenga el triunfo en los comicios.

“Muchos de ellos me han dicho que están de acuerdo con mi visión y me han preguntado: ‘¿Usted va a quedarse o no?’ Porque si yo me fuera de la alcaldía, seguramente ellos no harían las inversiones, según me han dicho”, enfatizó.

Si es reelegido, el alcalde se propone liderar la reurbanización del lado sureste de la ciudad y continuar los proyectos en igual sentido alrededor de las tres estaciones existentes del Metrorail, que sirve a esta localidad del sur de la Florida.

Pero también Hernández le apuesta “al crecimiento industrial de la parte anexada, en el oeste de la ciudad, el llamado Distrito de Arte, ubicado en el centro este, y a la recuperación del lado sur de Palm Avenue, con vistas a la reorganización y crecimiento ordenado de esta ciudad”.

De acuerdo con el alcalde de Hialeah, la moderna planta de tratamiento de agua, cuya millonaria construcción fue subsidiada por el condado Miami-Dade y la Ciudad de Hialeah, jugará un papel importante en estas iniciativas del sector privado.

“Gracias a la planta de agua se están haciendo construcciones en la parte anexada, y tendremos más de 2.000.000 m2 de área industrial para nuevas compañías, que tienen puestos sus ojos en Hialeah”, recalcó.

“Ciudad segura”

Hernández afirma que Hialeah no es la misma municipalidad de antes, cuando –según subrayó– se registraba un alto número de actos delictivos por la falta de un “mayor respaldo” del Gobierno local al Departamento de Policía de ese municipio.

Para el alcalde Hernández, en cualquier localidad grande siempre existirá el crimen en sus diferentes modalidades, “pero en Hialeah llevamos cinco años siendo una ciudad segura, gracias a que hemos dado a nuestros oficiales de la Policía una mejor tecnología, y si vuelvo a ser alcalde tengo otros proyectos para ellos”.

El edil celebra que durante el año pasado la tasa de criminalidad en Hialeah experimentó un descenso del 14%, y que en el 2015 haya sido declarada por el Florida Department of Law Enforcement como el territorio de más baja criminalidad entre las seis ciudades más grandes del estado de Florida.

“Ya tenemos 18 cámaras que vigilan la actividad criminal en la ciudad, y el plan es tener de 30 a 35 cámaras en los próximos dos años. No son las famosas ‘camaritas rojas’, porque como todos recuerdan, yo fui el primer alcalde que las quitó en esta ciudad”, recordó, en referencia a las controvertidas “red light cameras” que multan a los conductores de vehículos.

¿Hernández vs García?

Las elecciones en Hialeah están programadas para el 7 de noviembre del año en curso y los candidatos podrán postular sus nombres durante un período de tres semanas, entre el 10 y el 31 de julio próximos.

Hasta el momento, solo el alcalde Carlos Hernández ha manifestado su abierto interés. Sin embargo, personas bien informadas de la política local dan “por seguro” que la concejal Isis García-Martínez también presentaría su nombre a consideración de los electores para enfrentar al actual edil en las urnas.

DIARIO LAS AMÉRICAS trató de contactar a García Martínez, incluso le fue enviado un cuestionario al respecto por email, pero al cierre de esta edición impresa, la legisladora no había respondido. Tampoco contestó a ninguna llamada telefónica.

García-Martínez se declaró “distante” del alcalde Hernández, a quien dejó de visitar en su oficina del ayuntamiento, bajo el precepto de que lo que “ambos tuvieran que acordar respecto a la ciudad lo harían en público”, durante las sesiones legislativas.

Por su parte, Hernández dijo que no sabe si García-Martínez piensa lanzar una campaña política en busca de su puesto como alcalde, pero en otras ocasiones afirmó que las diferencias entre ambos podrían obedecer “a que ella tiene intereses políticos para llegar a la alcaldía”.

Con una aplastante victoria en las elecciones de noviembre de 2013, Hernández fue reelecto como alcalde de Hialeah, logrando el 81% de los votos, mientras sus oponentes, el exalcalde de la localidad Julio Martínez alcanzó el 15% y el activista comunitario Juan Santana obtuvo tan solo el 3% del sufragio.

Fuente: Diario Las Américas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *