Los deportables

Waldo Acebo Meireles

En la actualidad existen en los EE.UU. poco más de 35000 cubanos que tienen una orden de deportación por haber cometido delitos graves, la historia de estos deportables se remonta a 1980 cuando el desgobierno de Cuba subió a las embarcaciones que zarpaban del Mariel hacia tierras de libertad, con miles de delincuentes sacados de las mazmorras al ofrecerles la opción de emigrar ‘voluntariamente’, y de inmediato, o continuar en las fétidas cárceles cubanas. Unos pocos no aceptaron y sufrieron las consecuencias. A esto el régimen les unió algunos cientos de dementes sacados de los hospitales siquiátricos. El objetivo era demostrar que los que querían salir de Cuba eran pura escoria: delincuentes y locos.

El gobierno de los EE.UU. percatándose de lo siniestro de la trama trató por los medios disponibles de depurar a esos individuos de los emigrantes que llegaban de Cuba por la vía del Mariel; pudiendo detectar varios cientos que fueron catalogados como «excluibles» y apresados cayendo en una especie de limbo legal. Otros cien o poco más fueron hospitalizados.

En 1984 después de largas y frustrantes negociaciones se firmó un acuerdo entre los EE.UU. y Cuba para la deportación de 2.746 cubanos considerados como inadmisibles en territorio norteamericano, ese acuerdo incluía establecer el otorgamiento de 20,000 visas anuales en aras de que se creara un flujo ordenado de los cubanos con deseos de emigrar de su país.

Ese acuerdo fue violado por Cuba en mayo de 1985 cuando el gobierno cubano unilateralmente suspendió la implementación del acuerdo de repatriación, después de haber regresado solamente 201 cubanos excluibles. En 1987 los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron que reanudarían de inmediato la implementación del acuerdo de migración de 1984 estableciendo procedimientos normales de migración entre ambos países. Por lo tanto, el Estado sostuvo que con la reanudación del acuerdo volverían a regir los procedimientos normales de migración y que Cuba había acordado aceptar el retorno de 2.746 cubanos del Mariel excluibles e identificados por Estados Unidos.

El acuerdo se ha venido cumpliendo a cuenta gotas como se refleja en la tabla siguiente:

Total excluibles en 1980 2746
Deportados 1984-1999 1230
Deportados 2000-2016 792
Fallecidos 246
Pendientes 478
Promedio por año 63
Años necesarios para deportar a los pendientes 8

Es decir que quizás para el año 2024 se termine de deportar a aquellos que en 1980 fueron considerados como excluibles de los EE.UU. nada más y nada menos que 44 años.

Actualmente en Estados Unidos de acuerdo a datos oficiales publicados en julio del 2015 existen 35.106 cubanos con orden de deportación, de los cuales, en ese momento, 34.944 se encontraban en libertad, con antecedentes penales por haber cometido delitos graves, y perdido la residencia permanente, o el derecho a la misma, en espera para ser deportados a Cuba; mucho de los cuales están bajo vigilancia por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Estados Unidos (ICE).

No existe ningún acuerdo entre ambos gobiernos para la deportación de esa decenas de miles y es un tema que los EE.UU. lleva continuamente a la mesa de negociación, cuando se aborda el tema migratorio, y no se llega a ningún acuerdo o compromiso con el gobierno cubano. Es decir que hasta este momento esa cifra, lo más probable es que siga aumentando, y no va a ser disminuida por la imposibilidad de deportar a los cubanos hacia su país de origen.

Hasta tanto Cuba no acepte el retorno de todos los cubanos deportables, estos se mantendrán ya sea en libertad condicional, o cumpliendo condena en los centros penitenciarios de Estados Unidos.

Foto: Tomada de documental «Los excluibles» de Estela Bravo

Déjanos tu comentario