Termina sin resultados concretos primer diálogo entre EEUU y Cuba

La primera reunión sobre el tema de las compensaciones mutuas entre Estados Unidos y Cuba concluyó el martes en La Habana con un acuerdo para reunirse en los próximos tres o cuatro meses y sin estrategia definida para continuar avanzando, según declaraciones de una funcionaria del Departamento de Estado en una teleconferencia.

«No entramos a discutir la especificidades en el proceso de continuar avanzando» en el tema, dijo la funcionaria, quien reiteró que esta reunión era «muy preliminar» y se centró en intercambiar información muy general sobre los tipos de reclamaciones que ambos países están buscando.

«Cualquier negociación sobre compensaciones es más bien una empresa compleja», que puede tomar algún tiempo, señaló.

No obstante, aseguró que el gobierno de Estados Unidos quisiera resolver este asunto «lo más pronto posible. Es un tema de alta prioridad para esta Administración».

Según la funcionaria, las delegaciones de ambos países estuvieron reunidas durante buena parte del día. La estadounidense, encabezada por Mary McLeod, asesora jurídica en funciones del Departamento de Estado, presentó a su contraparte cubana las reclamaciones certificadas por la Comisión de Resolución de Reclamaciones en el Extranjero (FCSC, por sus siglas en inglés); unas diez compensaciones adjudicadas en cortes estatales y federales de EEUU (por un valor de $2,000 millones); y «reclamaciones del gobierno estadounidense» para ser atendidas por Cuba. También explicó las bases legales de estas demandas.

Las reclamaciones de ciudadanos cubanos por propiedades confiscadas por el gobierno, en ese entonces de Fidel Castro, no fueron incluidas en las discusiones.

La FCSC consideró válidas una 5,913 reclamaciones de ciudadanos o compañías estadounidenses, por un valor de $1,900 millones. La mayoría de estas demandas corresponden a pérdidas de individuos, por un valor aproximado de $229 millones. El resto, corresponde a compañías que acumulan casi el 85% del valor total.

Los tribunales de EEUU también han resuelto pagar compensaciones en algunos casos a víctimas «del terrorismo de Estado» cubano, como por ejemplo a los familiares de los pilotos que fallecieron cuando dos avionetas de Hermanos al Rescate fueron derribadas por órdenes del gobierno de la isla en 1996. Los familiares recibieron $188 millones.

La delegación de EEUU también escuchó las demandas del gobierno cubano «en relación a los daños humanos y económicos ocasionados por el embargo», agregó la funcionaria, quien no aportó el monto de las reclamaciones que estaría manejando la parte cubana. «No es muy útil adentrarse ahora en los números», comentó.

Sin embargo, la prensa estatal cubana ha estado recordando el martes que el gobierno estima en $121,192 millones en precios corrientes los daños a la economía debido a las sanciones estadounidenses y en unos $181,000 millones los perjuicios por daños humanos relacionados a «actos de terrorismo» de EEUU, de modo que, Cuba separa los daños humanos de aquellos económicos ocasionados por el embargo, los que se encuentran asentados en dos demandas legales diferentes.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba emitió una breve nota en la que informa que su delegación expuso «las bases de las reclamaciones, en particular las demandas del pueblo cubano al Gobierno de los Estados Unidos por daños humanos y económicos, reconocidas por los tribunales del país». Ambas partes, agrega la nota «acordaron continuar los intercambios sobre este tema».

La deuda con el Club de París

Mientras Estados Unidos y Cuba conversan sobre compensaciones, el gobierno de la isla estaría a punto de finalizar un acuerdo con 15 países miembros del Club de París, para restructurar su deuda con esa organización, que se había fijado en cerca de $15,000 millones en junio de este año. Los 15 países de los 19 que conforman esa organización, estarían dispuestos a condonar intereses y gastos por la deuda acumulada desde la cesación de pagos en 1986, según informó Reuters.

«Cuba ha acordado pagar alrededor de $5,000 millones del capital adeudado desde su default en 1986, a cambio de que se le perdonen $11,000 millones en cargos por servicios, intereses y multas», dijo una fuente diplomática de uno de los países acreedores a esa agencia de noticias.

Al menos dos miembros de esa organización, Rusia y Alemania, ya han negociado de manera independiente acuerdos bilaterales con Cuba sobre el pago de la deuda.

Publicado en El Nuevo Herald por Nora Gámez Torres / 8 de diciembre de 2015

Déjanos tu comentario