prop-confiscadas

Una fábrica de cemento en Mariel, a unos 40 kilómetros al oeste de La Habana, en julio de 1996. Esta fábrica era propiedad de Lone Stars Industries, de Connecticut, y fue una de las tantas propiedades norteamericanas confiscadas por el gobierno de Fidel Castro al inicio de la revolución. JOHN MCCONNICO / ASSOCIATED PRESS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *